Cirugía íntima, ¿qué debes saber?

cirugía íntima

A medida que las mujeres envejecemos y pasamos por ciertas etapas de la vida, es bastante frecuente experimentar cambios en el cuerpo, incluyendo la región genital. Sin embargo, muchas mujeres sienten vergüenza o incomodidad al tratar de hablar sobre estos cambios, que pueden producirse por los embarazos, los partos, los cambios de peso y el transcurso natural de los años. 

El término cirugía íntima, engloba una gran variedad de procedimientos que tratan tanto la apariencia externa de los genitales femeninos como la laxitud del canal vaginal:

  • Labioplastia: consiste en la reducción de los labios menores. 
  • Vaginoplastia: trata la laxitud vaginal reconstruyendo y reforzando la pared de la vagina. 
  • Reducción del capuchón del clítoris: consiste en la extirpación del exceso de piel que rodea al capuchón del clítoris. 
  • Labioplastia de labios mayores: consiste en la reducción o aumento de los labios mayores. 
  • Cirugía del pubis o monte de Venus: puede realizarse una reducción del mismo mediante liposucción y re colocación mediante un lifting de pubis. 

Esta amplia gama de procedimientos hace necesaria una valoración por la cirujana plástica, para que pueda evaluar tu caso concreto y proponerte el o los procedimientos necesarios para conseguir el mejor resultado posible en función de tus necesidades y deseos. 

¿Cuál es el tiempo de recuperación?

Lo ideal es que planifiques con tiempo suficiente la cirugía. Algunos procedimientos son más invasivos que otros, y requieren más tiempo de recuperación. La mayoría, sin embargo, te van a permitir realizar una vida normal desde el primer día, evitando esfuerzos y relaciones sexuales durante las primeras semanas.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

Estas cirugías pueden provocar algo de nerviosismo o ansiedad, por lo que suelen realizarse con la ayuda de un anestesista, que puede proporcionar una anestesia general o una sedación, en función de cada cirugía y cada paciente. La duración de estos procedimientos suele ser de una hora, y no precisan en general ingreso hospitalario.

¿Es muy molesto el postoperatorio?

Las molestias tras la cirugía se controlan bien con la medicación prescrita al alta, y las pacientes no suelen referir dolor ni molestias excesivas. Lo más importante es mantener de forma estricta las indicaciones y la higiene de la zona intervenida para que todo evolucione según lo previsto.

¿Qué resultados puedo esperar?

Lo ideal es que planifiques con tiempo suficiente la cirugía. Algunos procedimientos son más En función del procedimiento, los resultados pueden ser inmediatos o tardar hasta 3 meses en ser evidentes, y son generalmente muy satisfactorios para la paciente.

Para conseguir unos resultados óptimos, es fundamental que sigas nuestras recomendaciones postoperatorias y que acudas a las revisiones indicadas.

Puedes encontrar más información sobre los procedimientos de cirugía íntima en este enlace dedicado a la Cirugía genital femenina.


¿Quieres recibir un email cuando publique una nueva entrada en el blog?

Deja un comentario

Abrir chat
1
Escanea el código
¡Te atendemos por Whatsapp!