PREGUNTAS FRECUENTES QUE MIS PACIENTES TIENEN SOBRE LIFTING FACIAL

A continuación, respondo a las preguntas que suelen hacerme más frecuentemente mis pacientes sobre el lifting facial:

Se trata del procedimiento más duradero y eficaz para el tratamiento de las arrugas, flacidez y envejecimiento facial, que consigue un retensado muscular y reposicionamiento de los compartimentos de grasa faciales de gran duración, con utilización de suturas definitivas. Sin embargo, aunque los resultados son muy duraderos, pueden no ser definitivos al continuar el proceso de envejecimiento, y en ocasiones es necesario realizar pequeños retoques años después de la primera cirugía.

Se trata de un procedimiento largo, de unas 3-4 horas de duración, en el que trabajamos en la región facial y cervical en algunas ocasiones, por lo que para mayor comodidad y seguridad suele realizarse con anestesia general. La recuperación tras la anestesia general es adecuada y progresiva, lo cual es muy útil en este tipo de procedimientos.

 

Siempre que realizamos una incisión en la piel, el resultado es una cicatriz, cuyo aspecto final tarda unos meses en establecerse y que depende tanto de la propia cicatrización de cada paciente como de la técnica quirúrgica, que siempre es cuidadosa y con suturas intradérmicas que apenas traumatizan la piel.

Las incisiones para realizar un lifting facial se esconden en la línea del pelo y en el borde de la oreja, por lo que son fácilmente camuflables. La piel de la zona de la cara y el cuello es en general la que mejor cicatriza de todo el cuerpo, por lo que con el paso del tiempo estas cicatrices serán prácticamente invisibles.

El postoperatorio es molesto, sobre todo por la inflamación los primeros 3 días tras la intervención, pero no doloroso. Será difícil mantener una vida social activa durante las primera semana o 2 semanas por este motivo. Sin embargo, tendrás la medicación adecuada durante tu ingreso y al alta para mejorar estos síntomas.

Los resultados definitivos tardan unos meses en establecerse, aunque desde el primer momento notarás una mejoría importante en tu aspecto.

En la mayoría de las ocasiones, pueden ser tratamientos complementarios, aunque en otras pueden dificultar la intervención hasta el punto de contraindicarla, por lo que se hace imprescindible una exhaustiva e individualizada valoración por un cirujano plástico experto.