Aumento de glúteos

aumento gluteos culo

Mediante la cirugía de aumento de glúteos conseguiremos una forma más redondeada y armónica de esta zona del cuerpo, realzando tu figura.

Si estás considerando la posibilidad de someterte a un aumento de glúteos, te damos información básica sobre la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas tus preguntas queden contestadas, por lo que no dudes en ponerte en contacto con nosotros y trataremos de resolverlas.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a un aumento de glúteos?

Esta cirugía está indicada en los pacientes que desean un mayor volumen o proyección de las nalgas, o que no están satisfechos con la forma de las mismas. Los pacientes que quieren hacerse esta intervención desean cambiar su imagen corporal y mejorar su figura.

aumento gluteos culo

El paciente ideal será una persona con piel elástica, de buena calidad, y con poca nalga, consciente de su problema y que sea realista con los resultados que puede esperar. Es importante también que conozca las limitaciones de la técnica. A medida que la edad avanza, los resultados que se obtienen son más pobres, al intervenir otros factores como la flacidez cutánea y la falta de tono muscular, pero aún así la satisfacción de los pacientes es muy alta también en estos rangos de edad.

El aumento de glúteos va a dar más volumen y proyección a esta zona del cuerpo, pudiendo asociarse a una remodelación de los flancos, muslos, y del resto de la región glútea. Todo ello nos va a llevar a una mejoría de dicha zona.

Planificando la cirugía

aumento gluteos culo

En la primera consulta, realizaremos una valoración de tu situación física, y una exploración meticulosa de toda la zona (no solo los glúteos, sino caderas y también muslos). Esto nos permitirá transmitirte cómo podemos mejorar el aspecto de tus nalgas y qué procedimientos son los más adecuados en tu caso, así como los resultados que podemos conseguir con cada uno de ellos. Es importante que nos transmitas qué características quieres mejorar y qué es lo que realmente esperas de la cirugía, para que así podamos ajustar las opciones terapéuticas posibles, indicándote cuál consideramos más adecuada para ti.

También te preguntaremos sobre tus antecedentes médicos y quirúrgicos, la medicación que hayas tomado o estés tomando, así como dietas u otros tratamientos que sigas o hayas seguido. Es importante que nos indiques tus antecedentes de tabaquismo o si piensas quedarte embarazada en poco tiempo. Te realizaremos las pruebas necesarias dentro del estudio preoperatorio.

Es importante que no fumes al menos 2 semanas antes de la cirugía, preferiblemente 4 semanas antes, ya que se ha demostrado que el tabaco afecta negativamente al proceso de cicatrización y aumenta los riesgos de la cirugía. No tomes aspirina, antiinflamatorios ni otra medicación que pueda alterar la coagulación 10 días antes de la cirugía, ya que puede favorecer el sangrado. Además, si tomas anticonceptivos, valoraremos la suspensión o no de su toma antes de la cirugía.

Es importante que prepares tu piel antes de la cirugía hidratándola de forma vigorosa, al menos desde 10 días antes y 2 veces al día, ya que esto ayudará a alcanzar un mejor resultado.

En cualquier caso, juntos determinaremos cuál es el procedimiento óptimo que te proporcione una silueta corporal más adecuada. Durante la consulta, también te explicaremos cuál es el tipo de anestesia que podemos utilizar, y la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía.

¿Dónde se realiza la cirugía?

El aumento de glúteos se realiza siempre en quirófano, dentro de la clínica u hospital.

¿Qué tipo de anestesia se emplea?

El tipo de anestesia más empleado para realizar un aumento de glúteos es la anestesia general, durante la cual estarás dormido hasta que finalice la cirugía. En algunos casos, se puede emplear anestesia epidural o raquídea.

¿En qué consiste la cirugía?

aumento gluteos culo

Como en todas la intervenciones de cirugía plástica, no existe una técnica universal que se utilice en todos los pacientes, sino que elegiremos la más indicada en función de tus características y el objetivo que busquemos con la cirugía.

Existen tres técnicas principales, que consisten en el aumento mediante prótesis de silicona, o mediante grasa procesada del propio paciente, o la combinación de ambas. Cada una tiene sus indicaciones, ventajas e inconvenientes, que te explicaremos una vez hayamos valorado tu caso de forma individualizada y hayamos escuchado tus expectativas con respecto a la cirugía.

El aumento mediante prótesis se hace a través de una incisión de unos 7 centímetros en el surco glúteo. Desde ahí se diseca un bolsillo a cada lado, donde se alojarán las prótesis. Su mayor ventaja es la permanencia de los resultados y el mayor inconveniente, la visibilidad de la prótesis. Este inconveniente lo podemos evitar si asociamos esta técnica junto con la inyección de grasa procesada, por lo que generalmente, siempre realizamos estos procedimientos de forma conjunta.

lipofilling lipoestructura relleno aumento con grasa

El aumento con grasa del propio paciente que se extrae de otras zonas corporales se denomina lipoestructura. Como hemos explicado, este procedimiento puede realizarse solo o junto con la colocación de una prótesis. La técnica consiste en una liposucción, donde se extrae grasa con unos tubos muy finos (cánulas) que van conectados a un sistema de depósito estéril donde se almacena. Posteriormente, esa grasa se procesa, aislando los adipocitos del resto de las fracciones, para a continuación purificarlos. En ese momento, las células grasas están en condiciones de ser recolocadas. Para ello se reinyectan en las dos nalgas mediante una técnica de lipoestructura, en múltiples planos y siguiendo un diseño personalizado, que busca reponer esas células grasas en su nueva posición para aportar un volumen y forma adecuados a esa área.

Es pues una técnica de redistribución y recolocado de la grasa que precisa un planteamiento específico en casa caso. Su mayor inconveniente es la limitación del volumen de aumento, la necesidad que haya depósitos grasos (lo que en un paciente muy delgado es difícil), el mayor tiempo de la intervención y la reabsorción parcial de la grasa inyectada (hay posibilidades de necesitar más de una intervención). Frente a ello, una vez prendida la grasa los resultados son permanentes siendo el comportamiento de la grasa fisiológico y exento de complicaciones tardías, además con la liposucción para obtener la grasa se añade un valor añadido al mejorar la figura.

Después de la cirugía (post-operatorio)

Al finalizar la intervención, dependiendo de la técnica utilizada, te colocaremos una cinta para que se mantengan aproximadas las nalgas y evitar tensión en la cicatriz, si usaron prótesis, o bien un esparadrapo o esponja protegido con un vendaje o prenda compresiva. Durante los primeros días la zona intervenida estará inflamada y pueden notarse algunas molestias que se controlan con la medicación que te prescribiremos.

Podrás marcharte a casa al día siguiente de la cirugía.

La vuelta a la normalidad

Si el aumento se realizó únicamente con grasa, podrás caminar ese mismo día, sin embargo si hemos colocado prótesis empezarás al día siguiente. Además, te recomendaremos dormir los primeros días sin apoyarte sobre las nalgas (de lado o boca abajo).

En caso de utilizar prótesis, el tiempo de baja laboral se situará en torno a las 3 semanas, en función de tu profesión, mientras que si se ha utilizado solo grasa, podrás incorporarte a tu trabajo en 1 semana.

Es aconsejable que evites ejercicios físicos y actividades violentas durante 6 semanas.

¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

La cirugía de aumento de glúteos es una cirugía segura, con unos resultados muy buenos siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, todo acto quirúrgico puede conllevar riesgos, que conseguiremos minimizar si sigues cuidadosamente las instrucciones que te daremos antes y después de la cirugía, en especial aquellas que se refieren a cuándo reanudar la actividad física.

Los resultados

aumento gluteos culo

Los resultados de esta cirugía son muy satisfactorios, ya que los pacientes obtienen una mejoría en la forma y proyección de sus glúteos, que tiene un efecto global en su figura. Siempre buscaremos un resultado estéticamente armónico y agradable.

Una vez transcurridos 2 o 3 meses, los resultados serán permanentes. En caso de haberse colocado grasa, un porcentaje siempre puede reabsorberse en este tiempo, por lo que si deseamos más volumen, esperaremos al menos 6 meses para realizar una nueva intervención para reinyectar más cantidad de grasa.

La información contenida en esta página en ningún caso puede, ni pretende, sustituir la información proporcionada individualmente por la doctora M. Eugenia Calvo. En caso de duda, la doctora te proporcionará las aclaraciones oportunas.

Si estás pensando en someterte a una intervención de Cirugía Plástica o Estética, acude a la doctora M. Eugenia Calvo, Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

Para más información, puedes consultarnos online o solicitar una primera cita informativa gratuita y sin compromiso.

Información basada en la web de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética).