Cirugía de la nariz: Rinoplastia

La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma de la nariz, y es uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentemente realizados en cirugía plástica.

La rinoplastia puede disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También corrige los problemas congénitos, las secuelas de traumatismos y algunos problemas respiratorios.

Rinoplastia

¿Quién es la candidata ideal para someterse a una rinoplastia?

Las candidatas ideales para someterse a una rinoplastia son aquellas mujeres que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en su apariencia. Si tu estado general de salud es bueno, tienes una estabilidad psicológica, y eres realista en tus expectativas, eres una buena candidata para esta cirugía. La rinoplastia mejorará tu apariencia y la confianza en ti misma, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona.

La intención de la rinoplastia es que la «nueva» nariz no llame la atención, y se integre plenamente en el contexto general de la cara produciendo un conjunto armónico y agradable, es decir, que no se detecte que ha sido intervenida.

Antes de decidir si vas a someterte a una rinoplastia, piensa qué quieres conseguir y plantéanoslo para que podamos conocer tus preocupaciones y establecer los puntos de mejora que queremos obtener.

La edad también debe tenerse en cuenta. Es preferible no realizar una rinoplastia hasta que no se haya producido el desarrollo puberal, es decir, hasta los 14 o 15 años en las niñas y algo más para los niños. Así mismo, es importante considerar los ajustes emocionales y sociales de los adolescentes.

La cirugía

rinoplastia

La rinoplastia se realiza siempre en quirófano, en la clínica u hospital.

Normalmente, se permanece en la clínica la noche tras la cirugía, dándose el alta al día siguiente.

La rinoplastia se realiza con anestesia general, por lo que el paciente está dormido durante la operación.

Una rinoplastia suele durar entre 1 y 2 horas, aunque en casos complejos puede llevar más tiempo.

Durante la cirugía, la piel de la nariz se separa de su soporte, compuesto por hueso y cartílago, que es esculpido con la forma deseada. Finalmente, la piel es redistribuida sobre este nuevo soporte. Dependiendo de las características de la nariz y de la complejidad del caso, este procedimiento se realizará desde dentro de la nariz, haciendo unas pequeñas incisiones en el interior de los orificios nasales, o mediante técnica abierta, en la que se realiza una pequeña incisión en la columela.

rinoplastia abierta cerrada

Cuando se completa la cirugía, se coloca una férula de yeso u otro material, que ayudará a mantener la nueva forma de la nariz. También se colocan generalmente unos tapones nasales en ambos orificios para evitar el sangrado y estabilizar el tabique nasal.

La vuelta a la normalidad tras la cirugía de nariz

Tras la cirugía, y sobre todo, durante las primeras 24 horas, puedes sentir la cara hinchada, molestias sobre la nariz y dolor de cabeza, que ceden con la medicación que te indicaremos. Debes permanecer tumbada con la cabeza elevada durante el primer día (excepto para ir al baño). Puedes notar que la hinchazón y los posibles hematomas alrededor de los ojos pueden aumentar hasta alcanzar un máximo a los 2 o 3 días. Aplicando frío local disminuirá la hinchazón y te encontrarás mejor. La mayoría de los hematomas y de la hinchazón desaparecerán en una o dos semanas.

rinplastia

Es normal que durante los primeros días se produzca un ligero sangrado por la nariz. No deberás sonarte la nariz con fuerza durante una semana, más o menos, hasta que los tejidos cicatricen. Los tapones se retiran en 1 o 2 días, tras lo cual te encontrarás mucho mejor. Después de una semana, se retira la escayola y los puntos de piel.

La mayoría de los pacientes que se someten a una rinoplastia se encuentran bien en 2 días, siendo capaces de volver al trabajo o al colegio en una semana más o menos. Sin embargo, no se deberán realizar algunas actividades hasta que no pasen algunas semanas. Es importante seguir algunas recomendaciones: evitar actividades extenuantes (footing, natación, hacer flexiones…) durante 2 a 3 semanas, evitar golpes en la nariz y tomar el sol durante 8 semanas. Puedes aplicar maquillaje y lavarte la cara desde la retirada de la férula, siempre con cuidado, y volver a colocarte lentillas tan pronto como quieras, aunque si llevas gafas, debes tomar ciertas precauciones, que te explicaremos.

Realizaremos revisiones sucesivas durante los meses siguientes a la cirugía para ver la evolución.

¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

Cuando la rinoplastia es realizada por un cirujano plástico cualificado, las complicaciones son infrecuentes y de poca importancia. No obstante, siempre existe posibilidad de complicaciones, que conseguiremos minimizar si sigues de manera cuidadosa nuestras instrucciones, tanto antes como después de la cirugía.

No suele haber problemas relacionados con las cicatrices, que en general se hacen imperceptibles con el paso del tiempo.

Los resultados

Los resultados son perceptibles desde el momento en el que retiramos la férula, una semana tras la cirugía. Sin embargo, estos resultados no son los definitivos, ya que durante los primeros días después de la cirugía la cara y la nariz están hinchadas.

El aspecto mejora día a día, y la paciente comienza a sentirse mejor y más satisfecha con los resultados.

rinoplastia antes despues

En 1 o 2 semanas, no parecerá que te hayas sometido a una cirugía. La mejoría es progresiva y gradual, aunque una mínima inflamación puede mantenerse, sobre todo en la punta, durante unos meses. Esta inflamación residual será perceptible solo por tu cirujano. El resultado definitivo se obtiene en 1 año aproximadamente.

Resumen

La rinoplastia es la intervención quirúrgica que se practica para corregir las deformidades de la nariz. Consiste, fundamentalmente, en modificar las estructuras óseas y cartilaginosas nasales para conseguir una nueva forma que mejore la armonía facial. Cuando además se corrige la desviación del tabique nasal para mejorar la función respiratoria, se denomina rinoseptoplastia.

La operación, que se realiza bajo anestesia general, comienza abordando la nariz a través de incisiones internas y externas, en la base de los orificios nasales, a través de las cuales se cortan y modelan los huesos y cartílagos nasales para conseguir la forma deseada. Para ayudar a dar forma o sostén a la pirámide nasal puede ser necesario utilizar como injertos diferentes tejidos del propio paciente (cartílago, hueso) o, en ocasiones, materiales sintéticos.

Después de la intervención, que suele durar una o dos horas aproximadamente, se coloca un taponamiento nasal que se suele retirar al día o dos días siguientes, excepto si se ha realizado una rinoseptoplastia, en cuyo caso se deja dos o tres días. Asimismo, se aplica sobre la nariz una férula de yeso u otro material que se mantiene durante una semana.

Es habitual cierto edema postoperatorio y la presencia de equimosis (cardenales), que suelen ceder al cabo de una semana. La mayor parte de los pacientes podrán reincorporarse a su vida normal en unos 8-10 días.

No se puede emitir un juicio sobre el resultado de una rinoplastia hasta que no hayan transcurrido varios meses, incluso un año. Este es el tiempo que precisan los tejidos para estabilizarse y las cicatrices para realizar su proceso de maduración. La intención de la rinoplastia es que la «nueva» nariz no llame la atención, y se integre plenamente en el contexto general de la cara produciendo un conjunto armónico y agradable, es decir, que no se detecte que ha sido intervenida.

La información contenida en esta página en ningún caso puede, ni pretende, sustituir la información proporcionada individualmente por la doctora M. Eugenia Calvo. En caso de duda, la doctora te proporcionará las aclaraciones oportunas.

Si estás pensando en someterte a una intervención de Cirugía Plástica o Estética, acude a la doctora M. Eugenia Calvo, Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

Para más información, puedes consultarnos online o solicitar una primera cita informativa gratuita y sin compromiso.

Información basada en la web de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética).