Cirugía de los párpados o Blefaroplastia

La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa y el exceso de piel de los párpados superiores e inferiores.

La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que producen un aspecto envejecido o de cansancio y que, en algunos casos, pueden llegar incluso a interferir con la visión. Sin embargo, la blefaroplastia no elimina las «patas de gallo» u otras arrugas, ni la caída de las cejas, que deben corregirse mediante otros procedimientos.

blefaroplastia

Por ello, la blefaroplastia o cirugía de los párpados puede realizarse de manera aislada o junto a otras cirugías de la cara, como el lifting cervicofacial o el lifting frontal, para poder abordar otros problemas del envejecimiento facial como los indicados anteriormente.

Si estás considerando la posibilidad de someterte a una blefaroplastia, te daremos información básica sobre la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar.

¿Quién es la candidata ideal para someterse a una blefaroplastia?

Las candidatas ideales para someterse a una blefaroplastia son aquellas mujeres que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en su apariencia. Si has notado que tus ojos están empezando a quedar ocultos tras una cortina de piel, que les da un aspecto triste y cansado, o que empiezan a aparecer pequeños bultitos o bolsas de grasa a su alrededor, esta cirugía puede ayudarte a recuperar un aspecto más joven, despierto y alegre. Si tu estado general de salud es bueno, tienes estabilidad psicológica, y eres realista en tus expectativas, serás una buena candidata.

Generalmente las pacientes tienen 35 años o más, pero en algunos casos con tendencia familiar a tener bolsas, las pacientes son más jóvenes. La blefaroplastia mejorará tu apariencia y la confianza en ti misma, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona. Antes de decidirte, piensa qué quieres conseguir y coméntalo con nosotros.

Existen algunas condiciones médicas que pueden hacer que existan más riegos al realizarse una blefaroplastia, como son los problemas de tiroides, la falta de lágrimas suficientes, la presión arterial alta, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. El glaucoma y el desprendimiento de retina también pueden suponer un riesgo. En determinados casos, puede ser necesaria una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia. 

Planificando la cirugía

blefaroplastia

La buena comunicación con tu cirujano plástico es esencial. En la primera consulta se evaluará la visión y la producción de lágrimas, así como tu estado general de salud. Debes informarnos sobre si tomas alguna medicación, si fumas y si tienes alergia a algún medicamento. También debes decir si llevas gafas o lentillas y aportar, si es posible, el último examen oftalmológico.

Se discutirá la posibilidad de operar los cuatro párpados, los inferiores o los superiores, y si es preciso asociar algún otro procedimiento. Te explicaremos las técnicas y el tipo de anestesia que se emplearán, dónde se realizará la cirugía y los riesgos que presenta la intervención.

Te proporcionaremos instrucciones específicas sobre la preparación para la cirugía, incluyendo normas sobre toma de alimentos y líquidos, tabaco o toma o supresión de medicamentos y vitaminas y lavado de la cara. Es importante dejar de fumar al menos un mes antes de la cirugía. Un cumplimiento cuidadoso de estas recomendaciones hará que la cirugía se realice en las mejores condiciones. Asegúrate, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarte a casa cuando te demos el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarte unos días.

La cirugía

La blefaroplastia se realiza en quirófano, en la clínica u hospital. Normalmente, no es necesario permanecer en la clínica más que unas horas tras la cirugía.

Suele realizarse bajo anestesia local más sedación o bajo anestesia general, dependiendo de cada caso. Si se realiza con anestesia local más sedación, el paciente se siente relajado y los párpados están insensibles al dolor. Con anestesia general la paciente está dormida durante la operación.

blefaroplastia

La intervención suele durar entre una y dos horas, o más cuando se asocia a otras intervenciones. Si se van a realizar los cuatro párpados, generalmente se empieza por los superiores. La mayoría de las veces las incisiones se colocan en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores. En algunos casos pueden extenderse hacia las patas de gallo.

A través de estas incisiones, se separa la piel de la grasa y músculo subyacentes, extirpando el exceso de grasa y, en ocasiones, el exceso de piel. Las incisiones se cierran con suturas muy finas.

blefaroplastia transconjuntival

En otros casos, en pacientes jóvenes en las que sólo hay exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores. La incisión se realiza en el interior del párpado inferior, sin dejar cicatriz visible

La vuelta a la normalidad tras la cirugía de párpados

Tras la cirugía, se aplicará una pomada en los ojos para lubricarlos, y frío local. Si tuvieras molestias, se alivian fácilmente con la medicación prescrita. Deberás mantener la cabeza elevada durante unos días después de la cirugía y aplicar frío local para disminuir la inflamación y los hematomas. Te enseñaremos cómo lavarte los ojos y te indicaremos si debes aplicarte colirios oftálmicos para mantener los ojos hidratados.

Durante las primeras semanas puedes notar lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz y cambios temporales en la agudeza visual, como visión borrosa o doble. Durante las dos primeras semanas seguiremos con detalle tu evolución. Los puntos se retiran en la primera semana. El edema y los hematomas disminuirán gradualmente hasta desaparecer por completo, y comenzarás a verte y sentirte mucho mejor.

La mayoría de las pacientes que se someten a una blefaroplastia comienzan a leer o a ver la televisión en 2 o 3 días. Sin embargo, no podrás ponerte lentillas, si las llevas, hasta las 2 semanas, y aún así podrás sentirte incómoda durante un tiempo. Se suele volver al trabajo en una semana o 10 días. Entonces, podrás aplicarte maquillaje para disimular los hematomas, si los hubiera. Puede ser preciso llevar gafas de sol durante unas semanas y aplicarse filtro solar en los párpados. Debes mantener un reposo relativo durante 3 a 5 días y evitar actividades fuertes 3 semanas.

blefaroplastia

¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

Cuando este procedimiento es realizado por un cirujano plástico cualificado las complicaciones son infrecuentes y de poca importancia. Sin embargo, siempre existe la posibilidad de complicaciones, que conseguiremos minimizar si sigues de manera cuidadosa nuestras instrucciones, tanto antes como después de la cirugía.

Los resultados

blefaroplastia antes despues

Las cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante los primeros meses. Progresivamente irán desapareciendo hasta convertirse en un línea clara casi invisible. Los resultados de la blefaroplastia, un aspecto más joven y despierto, son muy favorables y duraderos.

Resumen

La blefaroplastia estética es la operación destinada a corregir las señales que en los párpados manifiesta el envejecimiento facial: descolgamiento de la piel de los párpados superiores y «bolsas» en los párpados inferiores y en la parte interna de los superiores.

La intervención se realiza como un procedimiento aislado o como parte de otra operación, en general un estiramiento facial (lifting facial).

Se inicia la operación realizando unas incisiones en la piel de los párpados para liberar y extirpar el exceso de piel. Seguidamente, se extirpa la grasa en la cantidad adecuada para eliminar las bolsas palpebrales. Por último, se sutura la piel.

Tras la intervención, que suele durar una hora y media aproximadamente, se aplica una pomada oftálmica y frío local con el fin de reducir las molestias y la inflamación. Sin embargo, es normal que durante la primera semana persistan la hinchazón y los cardenales de los párpados. La mayor parte de las pacientes podrán incorporarse a su vida normal en unos 10 días.

El resultado de la operación es muy favorable y duradero.

La información contenida en esta página en ningún caso puede, ni pretende, sustituir la información proporcionada individualmente por la doctora M. Eugenia Calvo. En caso de duda, la doctora te proporcionará las aclaraciones oportunas.

Si estás pensando en someterte a una intervención de Cirugía Plástica o Estética, acude a la doctora M. Eugenia Calvo, Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

Para más información, puedes consultarnos online o solicitar una primera cita informativa gratuita y sin compromiso.

Información basada en la web de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética).